Establezca sus necesidades

“Puesto que la gente no puede leer nuestras mentes, es necesario decirles lo que queremos”.

PATRICIA JAKUBOWSKI

Hay cosas que usted no debería hacer por los demás, bien porque deben hacerlo por sí mismos o porque le privarían de su capacidad para cuidar de usted y de los que realmente necesitan su ayuda.

Además de fijar cuidadosamente unos limites sensatos, también debe decirles a los demás cuáles son esos límites. No hablar de sus necesidades reales sólo puede causarle frustración, y una vez suceda eso usted se enfurecerá́ con los demás y perderá́ la calma y la confianza necesarias.

¿Qué piensan los demás de la forma en que usted establece sus necesidades? ¿Saben sus amigos y sus compañeros de trabajo lo que usted quiere de ellos y lo que estaría dispuesto a hacer por ellos?.

La gente con alta capacidad interpersonal se muestra segura mostrándose decidida, manteniendo la calma y la confianza y siendo persistente. Tienen muy claro lo que piensan, y así́ lo transmiten a los demás. Siguen relajados y tranquilos mientras expresan sus necesidades y sus deseos, y obtienen lo que quieren manteniéndose firmes.

La gente insegura se muestra vacilante acerca de lo que hará́ por los demás y de lo que, en contrapartida, espera de ellos. A menudo actúa según el momento, y raras veces piensa en lo que sienten y lo que necesitan los otros.

Para definir sus necesidades, es imperativo que revise sus opiniones en los temas realmente importantes que se le plantean. Y no sirve decir que está demasiado ocupado. Piense que si dedica una semana para cada tema, al final del año habrá́ tomado una decisión respecto a 52 problemas pendientes.

No importa lo directo y sincero que sea usted cuando transmite sus necesidades y peticiones: no existe ninguna garantía de que se realicen. La comunicación es una calle de dos sentidos.

Muchas veces, el acto de definir sus necesidades le obligará a dar una explicación. La clave está en explicarse dando información y sin estar a la defensiva. Ofrezca un razonamiento breve, respetuoso y sincero de su postura.

La clave para obtener una solución definitiva es la persistencia. Cuando usted persevera, emite el mensaje de que su postura es realmente seria. Si el otro nunca se ha enfrentado a esta actitud, lo más probable es que ceda.

Un posible ejemplo es considerar a una persona que en una empresa habitualmente trabaja en grupo, cada vez formado por personas diferentes. De acuerdo con los objetivos de trabajo y los diferentes perfiles que conforman el equipo, esta persona analiza las necesidades del equipo, las suyas, los roles presentes y los roles necesarios, en base a esto adopta uno u otro rol, por ejemplo de estimulación, de coordinación, de conciliación, etc., para lograr unos resultados más efectivos. Las personas con inteligencia interpersonal no siempre adoptan el rol de líder, como erróneamente se cree, aunque son capaces de asumirlo de manera satisfactoria. Estas personas se caracterizan más por su capacidad de flexibilidad en cuanto a la adopción de roles según resulte más conveniente.

Definitivamente, la gente que tiene inteligencia interpersonal sabe cual es la diferencia entre las necesidades y los deseos.

Italo Olivo

http://www.iolivo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s