La soledad puede ser un negocio

“¿Por qué escribo? No es que quiera que las personas piensen que soy inteligente, ni siquiera que piensen que soy buen escritor. Escribo porque quiero acabar con mi soledad”
Anónimo.

Un fin de semana de verano, Tracy Ruble, acompañada de otras 20 personas, se instaló con sillas vacías en una esquina de una calle de San Francisco para hablar con desconocidos.

Chuck McCarthy ofreció entrevistas en Los Ángeles sobre el éxito que ha sido su aplicación The People Walker en la que paseantes cobran entre siete y 21 dólares para acompañar a caminar a otra persona.

Mientras proliferan este tipo de iniciativas, las autoridades de la salud de Estados Unidos alertan de que hay una epidemia de soledad, una condición más dañina que la obesidad y tan perjudicial como fumar 15 cigarrillos diarios.

Las cifras les dan la razón. Más de la mitad de los adultos de este país consideran que nadie los conoce realmente y un 46% reconoce sentirse solo a veces o siempre, según la última encuesta de Cigna e Ipsos.

No importa el género o la ascendencia, la diferencia la determina la edad. La llamada generación centennial de 18 a 22 años nativos digitales es la que se siente más solitaria. Una conclusión obvia sería responsabilizar a la hiperconectividad, pero según la muestra mencionada, no existe una variación relevante entre quienes usan mucho o poco las redes sociales

El factor que define que una persona se sienta más o menos sola es la frecuencia con que sostiene relaciones personales cara a cara. Lo grave del aislamiento es que puede tener consecuencias mortales, como advirtió Julianne Holt-Lunstad, profesora de la Universidad Brigham Young, durante una declaración ante el Senado en el 2017, en la que advirtió que este problema es tanto estructural como psicológico.

Desde hace dos años, CareMore Health ofrece en los planes de salud para adultos mayores y personas de escasos recursos un programa llamado Unidos, que trata la soledad como una condición de salud que se puede diagnosticar, prevenir y tratar. En la práctica consiste en llamadas telefónicas semanales, visitas al hogar del paciente, estímulo personal y programas comunitarios.

Como apunta la máxima de los emprendedores, donde existe un problema, allí hay una oportunidad de. Negocios.

Chuck McCarthy, creador de The People Walker en el 2016, explica que su servicio de cobrar por pasear acompañado es una respuesta a las compañías que invierten millones de millones de dólares “para que las personas se sienten solas delante de una pantalla”… “si alguien está caminando no está en las redes sociales, no está viendo servicios de streaming, no está jugando video juegos y no está comprando online” afirma.

Todos los paseantes pasan por un proceso de solicitud de verificación de antecedentes penales. Además, se hace un seguimiento de la ubicación durante el recorrido del usuario.

Definitivamente, se debe inculcar en la gente la cultura del tacto, que es un tipo de comunicación más allá de las palabras.

Italo Olivo

http://www.iolivo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s